Los de Abajo: El asesinato de Pedro Leyva Domínguez


Pedro Leyva Domínguez, de 34 años, luchó por la recuperación de las tierras de Santa María Ostula, en la costa de Michoacán, hasta que la noche del 6 de octubre fue cobardemente asesinado. El Ministerio Público señala que se trató de una riña familiar, un pleito entre borrachos ocurrido en la madrugada. Pero el asesinato fue al anochecer y se enmarca en la represión política que asola a la comunidad, como aseguran los comuneros del poblado de Xayakalan.

La semana pasada, Pedro acudió como representante de su comunidad a las Jornadas Andino Mesoamericanas organizadas en la ciudad de México por diversas instituciones académicas; en días anteriores también participó, como comisionado de Ostula, en las reuniones del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad. Nos saludamos también en Morelia, en el acto del aniversario del periódico local  Cambio, foro en que Pedro dijo claramente que estaba dispuesto a dar la vida en la lucha por la defensa de la tierra. Pedro, además, era hijo del comisariado de bienes comunales, quien la semana pasada estuvo en el Distrito Federal, junto a otro grupo de comuneros, en diversas diligencias para darle solución final al conflicto agrario de Xayakalan, territorio de mil 300 hectáreas recuperado por los nahuas de Ostula el 29 de junio de 2009.

Estas tierras estuvieron durante 40 años en manos de los pequeños propietarios de La Placita, hasta que los verdaderos dueños decidieron entrar al predio haciendo uso de su legítimo derecho a la autodefensa y reivindicando su guardia tradicional. A partir de ese momento la violencia se desató en su contra, con un saldo estremecedor de 26 muertos y cuatro desaparecidos. Con la muerte de Pedro son ya 27 asesinatos no aclarados.

El Movimiento por la Paz informa que Pedro asistió a varias de sus reuniones  a fin de que se diera solución definitiva al conflicto territorial que mantiene la comunidad, para dar certeza jurídica y para promover una conciliación económica mediante el Programa de Atención a Conflictos Sociales del Medio Rural de la Secretaría de la Reforma Agraria. La última vez que asistió a una de estas reuniones fue el pasado 29 de septiembre y estaba contemplada su asistencia para el próximo diálogo de evaluación con el Ejecutivo federal.

Pedro Leyva formaba parte de la Comisión por la Defensa de los Bienes Comunales y de la Guardia Comunal. A finales de junio, en el foro del periódicoCambio, sus palabras fueron:  Hoy lo que no se puede medir es la desolación y la tristeza, aunque sí los cientos de desaparecidos, viudas y huérfanos, los desaparecidos y los 26 comuneros fallecidos en esta batalla que aún reclama justicia.

losylasdeabajo@yahoo.com.mx