COMUNICADO DE PRENSA

COORDINADORA REGIONAL DE AUTORIDADES COMUNITARIAS
DE LA MONTAÑA Y COSTA CHICA DE GUERRERO.
COMITÉ EJECUTIVO DE LA POLICIA COMUNITARIA
                                                                                                             
COMUNICADO DE PRENSA


San Luis Acatlan, Gro. Territorio Comunitario. 13 de enero de 2013.
 
Al pueblo en general.
A los medios de comunicación.
A las distintas instancias del gobierno.
A las organizaciones fraternas.
 
Ante los hechos que se están presentando desde la semana pasada en la región de Ayutla de los Libres y Tecoanapa, queremos informar lo siguiente:

Como es de todos conocidos, pobladores de diversas comunidades de esos municipios se presentaron armados y encapuchados, estableciendo operativos de revisión en las vías de acceso a Ayutla de los Libres, presentándose desde el primer día como policías comunitarios. A raíz de lo anterior, nos vimos precisados ese mismo día 7 de enero de 2013, a declarar ante la prensa que dicho movimiento no está encabezado por la CRAC – POLICIA COMUNITARIA e informamos que teníamos información de que quienes estaban detrás del levantamiento eran los dirigentes de la UPOEG, a pesar de que en los primeros días, ellos mismos manejaron que era la CRAC quien dirigía el levantamiento; sin embargo en el transcurso de la semana, esta cuestión se fue definiendo con mayor claridad, a tal grado, que ha sido la dirigencia de esa organización la que se ha reunido en más de tres ocasiones con el propio Gobernador del Estado, para definir el rumbo que le han de dar a dicho levantamiento. Se nos hace necesario destacar la postura engañosa y de mala fe que los dirigentes de la UPOEG manejaron ante los medios de comunicación desde el principio del levantamiento, ya que a sabiendas de que son ellos los promotores del mismo, han insistido en involucrarnos en un movimiento que no es propio de nuestra forma de actuar.

De igual manera, destacamos la actitud del propio Gobernador del Estado y sus funcionarios, al insistir en su intención de hacernos parte de este levantamiento, refiriéndose en todo momento a las personas que se han involucrado en el mismo como a Policías Comunitarios, cuando públicamente nosotros nos hemos  deslindado de toda participación en esas acciones. Exigimos del Gobierno del Estado, respeto a nuestra institución comunitaria, y que cuando se refiera a la Policía Comunitaria esté seguro de que se refiere a nuestro sistema.

Nos preocupa que valiéndose de un sentimiento legitimo de la población ante la creciente inseguridad y violencia se le manipule involucrándola en acciones que requerirían de mayor planificación, pero que en todo caso solo están encaminadas a fortalecer el afán de protagonismo de algunos dirigentes de la UPOEG. Manifestamos nuestro respeto a los compañeros de base de las comunidades que sin mayor información se han involucrado en dicho alzamiento, con la intención de brindar seguridad a los suyos, pero los llamamos a la cordura y al respeto al pueblo.
Queremos puntualizar algunas prácticas que se han observado en el levantamiento y que muestran claramente que no es la CRAC Policía Comunitaria, quien lo dirige:

1.- En ningún tiempo, desde 1995 en que se formo nuestra seguridad comunitaria, nuestros elementos se han cubierto el rostro con capuchas o pasamontañas. Nuestra identificación siempre ha sido el uniforme de playera verde y pantalón negro, contamos con credenciales expedidas por las autoridades comunitarias, y por ser nombrados por nuestras asambleas, todo nuestro pueblo nos conoce, por lo que no tenemos ninguna necesidad de cubrir nuestras caras. Nuestros Policías Comunitarios, siempre estarán descubiertos de la cara. Respetuosamente pedimos a los participantes de este levantamiento a que dejen de utilizar nuestro uniforme y/o escudos en sus operativos.

2.- No estamos en guerra ni en confrontación con el narcotráfico. Nuestra misión es resguardar nuestras comunidades. No podemos realizar operativos en localidades que no están incorporadas al sistema comunitario. Por lo que en ningún momento nos hemos planteado perseguir a la delincuencia allá donde ande. Solo procedemos a la detención de personas, cuando existe una denuncia previa por alguna persona agraviada, o bien que se encuentre a alguien cometiendo alguna falta o error; en este caso, se procede a la detención y se remite al detenido ante la Casa de Justicia, y son los coordinadores regionales quienes proceden a investigar y en todo caso a imponer una sanción de trabajo comunitario como proceso de reeducación. Cada persona detenida o acusada en el sistema comunitario, cuenta con un expediente. Todo esto lo tenemos previsto en nuestro Reglamento Interno.

3.- En los 17 años de existencia de la Policía Comunitaria, nunca se ha ejecutado ni se ha desaparecido a ningún detenido o persona acusada ante el sistema comunitario.  Las personas que son detenidas pueden ser visitadas por sus familiares quienes están al tanto de sus procesos. Informamos que no tenemos bajo nuestra responsabilidad ni resguardo a las personas que se han detenido en los retenes. Las personas que quieran asegurarse de lo anterior, pueden acudir ante nuestras Casas de Justicia Comunitaria para verificar.

4.- Nuestro Sistema de Seguridad y Justicia, en ningún momento desde su nacimiento ha establecido en ninguna parte un “toque de queda” ni ha ordenado, ni siquiera sugerido la suspensión de clases en las instituciones educativas. En el territorio comunitario, las personas pueden transitar libremente en cualquier hora sin temor, ya que es tarea de nuestra policía comunitaria garantizar su seguridad y no al revés. Manifestamos todo nuestro respeto a los miembros del magisterio, ya que en la historia de nuestra organización, varios profesores han cumplido su servicio comunitario incluso como policías comunitarios. Nuestra institución comunitaria, en todo caso debe velar por que se brinde en todo tiempo la educación a nuestros niños y jóvenes.

5.- Nuestra institución comunitaria, siempre se ha planteado una relación de respeto en relación al gobierno en sus diferentes niveles y ordenes, pero nunca hemos aceptado ni aceptaremos que nos de indicaciones o nos condicione. No nos subordinamos. Nuestro único mando es el pueblo. No pedimos la coordinación con otras corporaciones policiacas, ejército o marina. Nuestros operativos los planifica y los ejecuta únicamente nuestra Policía Comunitaria, con su estructura y sus mandos.

Podríamos enumerar otros tantos aspectos que nos diferencian del levantamiento que se ha estado promoviendo por parte de la UPOEG, sin embargo, la propia realidad y los acontecimientos van dando claridad de lo que cada organización construye.
Con todo lo anterior, se ha dado cabal cuenta de lo que nuestra institución comunitaria denuncio desde la pasada asamblea celebrada en la comunidad de La Concordia el 22 de diciembre pasado: el afán de los dirigentes de la UPOEG  de hacerse de los principales cargos en la CRAC para encaminar el trabajo de nuestra institución comunitaria hacia los intereses del Gobierno del Estado. Hoy esto se ve con toda claridad a pesar de los intentos de su dirigencia de esconder sus reales intereses. Vemos con claridad que lo que se busca es desestabilizar a toda la región en la que opera la CRAC – Policía Comunitaria, dar pretextos al gobierno para que se instalen en nuestros territorios cuarteles de la policía estatal, federal, ejercito o marina, (como igual ocurrió en Olinala), a fin de poder militarizar nuestras regiones, dar legalidad a prácticas paramilitares, y con todo ello obstaculizar el crecimiento y el trabajo organizativo de las verdaderas organizaciones del pueblo. Vemos que las instancias del estado están avanzando en su estrategia de franquearle el paso a los grandes proyectos de saqueo y despojo de nuestros recursos, como las concesiones mineras y  la reserva de la biosfera, generando inestabilidad en la población, asegurándose interlocutores a modo y militarizando las regiones que pudieran organizarse para protestar.

Denunciamos públicamente que la UPOEG se entromete en los asuntos internos de la CRAC, ya que su dirigente Bruno Placido Valerio, ha informado ante diversos medios de comunicación de una supuesta reunión de la CRAC celebrada el 30 de diciembre pasado, en la que presumiblemente se acordó una siguiente reunión para el próximo 19 de enero en la comunidad de Potrerillo Rincón, municipio de Malinaltepec, en la que se “rectificara la visión de la CRAC”. Informamos que ningún representante de la CRAC  convoco, ni fue invitado a esa reunión del día 30 de diciembre, por lo que ningún acuerdo que se haya tomado en dicha reunión es válido para nuestro sistema comunitario, por lo tanto, también la supuesta reunión convocada para el próximo 19 de enero en Potrerillo del Rincón, informamos que no es la CRAC quien la está convocando. Hacemos un atento llamado a los Comisarios Municipales, Comisariados Ejidales y Comunales, consejeros y vecinos en general a que no se dejen sorprende ni a prestarse a este juego de intereses de los dirigentes de la UPOEG, y a que sigamos construyendo nuestra organización, a revisar incluso las deficiencias de nuestra institución pero en las instancias propias, haciendo valer nuestros principios que nos han dado sustento y fortaleza.

Denunciamos la presencia de los promotores de la UPOEG en comunidades incorporadas al sistema comunitario, incitando a la población a unirse al levantamiento, y llamamos a los comisarios municipales y policías comunitarios a no dejarse sorprender, pues si hubiera alguna indicación u orden de implementar cualquier operativo de seguridad, será notificado por nuestras estructuras como lo es el Comité Ejecutivo de la Policía Comunitaria o los propios Coordinadores Regionales. A las comunidades interesadas en sumarse a la CRAC, las invitamos a que acudan ante las casas de justicia para conocer el procedimiento  de incorporación, así como los principios de nuestro sistema comunitario.

Hacemos un llamado a las organizaciones sociales del estado para que se mantengan alertas, ya que está visto que el Gobierno del Estado le ha brindado el carácter de interlocutor válido a la UPOEG y le ha dado su respaldo para implementar cualquier tipo de acción que se les ocurra a sus dirigentes, por lo que no sería extraño que trasladen este tipo de acciones a cualquier lugar en el que tengan presencia.

A todos nuestros pueblos y comunidades, a las organizaciones fraternas, a los colectivos de trabajo, colaboradores, académicos, intelectuales progresistas, los llamamos a estar atentos a esta nueva agresión que se organiza en contra de nuestra institución comunitaria desde las oscuras entrañas del poder, y que lamentablemente, hoy cuenta incluso con la participación de personas que en algún momento fueron parte importante de nuestro proyecto. Sin embargo, confiamos en la sabiduría de nuestros pueblos para salir adelante ante este nuevo desafío que se nos presenta.
RESPETUOSAMENTE
¡SOLO EL PUEBLO APOYA Y DEFIENDE AL PUEBLO!
“EL RESPETO A NUESTROS DERECHOS, SERA JUSTICIA”
 
COORDINADORES REGIONALES
 
 
C. CLAUDIO CARRASCO HERNANDEZ
C. JOSE MENDOZA VAZQUEZ
C. MOISES FIGUEROA ESTRADA
C. ARTURO ROJAS ROMAN
C. ASUNCION PONCE RAMOS
C. EMILIO GALVEZ FLORES
C. FELICITAS MARTINEZ SOLANO
C. JELASIO BARRERA QUINTERO
C. MAXIMO TRANQUILINO SANTIAGO
C. PABLO GUZMAN HERNANDEZ
C. CARLOS MORALES CHAVEZ
C. REY PASTRANA PERALTA
C. EPIFANIO VENANCIO HILARIO
C. MARGARITO RAMIREZ MICAELA
C. BERNARDINO GARCIA FRANCISCO
C. ERNESTO MORALES CASTRO