Cherán, al límite de sus fuerzas, por los bosques y el agua en la meseta purépecha


Xtraído de Regeneración Radio


Cherán: Comunidad enclavada en el corazón de la Meseta Purépecha, con una población aprox. de 12 000 hab. Localizado en el noroeste del estado de Michoacán con una altura de casi 2400 mts. sobre el nivel del mar. Cuenta con una superficie de 221.88 km2, su clima es templado con lluvias en verano. Tiene una precipitación pluvial anual de 930.5 milímetros y temperaturas que oscilan de 4.1 a 25.4º centígrados; gracias a su gran cantidad de bosque. En la comunidad predominaba el bosque mixto con pino y encino; su fauna la conformaban principalmente tlacuache, mapache, gato montés, ardilla, armadillo, liebre, águilas, venados y coyote.

La superficie forestal maderable era ocupada por pino, encino y oyamel, que la constituye la mayor parte de sus territorios (que en la actualidad se encuentra devastada por la Comunidad de Capacuaro que se dedica a la tala clandestina de manera inmoderada y quien ha robado sus recursos naturales). Y aunque sus territorios son predominantemente forestales la actividad económica principal es la agricultura, un poco la ganadería y el comercio de artesanías…

Motivo por el cual la comunidad se ha manifestado históricamente en contra de la tala inmoderada del bosque, ya que aun siendo ellos los dueños legítimos de su territorio no ha sido ésta su actividad económica sino que han sabido guardar el legado que les heredaron sus ancestros como uno de sus más grandes tesoros: sus bosques.

El conflicto que se sucede en la Comunidad de Cherán a partir de este 14 de abril es resultado de 3 años de aguantar los ultrajes cometidos por lo talamontes con los bosques de la comunidad. Ya que esta comunidad contaba con una gran reserva natural en bosques lo cual era resultado de muchos años de esfuerzo de sus habitantes.

Lo que ha venido ocurriendo en las comunidades de la Meseta Purépecha ha sido respaldado por grupos del crimen organizado que dan cobijo a quienes se dedican a destruir los bosques, personas que sin escrúpulos y carentes de toda visión social se han sentido protegidos por el crimen organizado y dieron muerte a la mayor parte del bosque con que contaban los pueblos indígenas especialmente en la comunidad de Cherán.

Ahora bien, el problema en Cherán empezó desde que en el año de 2008, un grupo de personas que forman parte del Partido del PRI se aliaron con una célula o grupúsculo de delincuentes que le dieron el respaldo para llegar al gobierno municipal a cambio de permitirles la entrada libre a talar el bosque. Resultado: una devastación total, de la cual la comunidad ha sufrido las consecuencias y que las autoridades de todos los niveles no fueran capaces de poner fin a esta problemática…

Inicialmente a tan sólo 4 meses de haber iniciado la administración priista del actual presidente municipal las inconformidades fueron latentes, tanto así que en esos primeros meses del 2008 se presentaron 3 muertes de personas que se inconformaron por los acontecimientos en la comunidad; resultado de ello desde marzo del 2008 el presidente municipal no puede despachar en la presidencia ya que les fue tomada por la comunidad quien nunca estuvo de acuerdo con su administración ni con la forma en que estaba permitiendo la intromisión del crimen organizado en los asuntos de la comunidad.

Pidiendo apoyo e intervención del gobierno estatal y federal, quienes como siempre hicieron caso omiso; tanto que hasta que el pueblo mismo tomo el asunto en sus manos, no han sido capaces de dar solución a la tala clandestina del bosque. Y continúan dando falsas expectativas de solución tanto a la gente de la comunidad como a los talamontes que constituyen también una comunidad entera (la comunidad de Capacuaro).

Posteriormente Cherán fue objeto de una serie de actos criminales interminables por parte del crimen organizado, de los cuales ha venido sufriendo extorsiones, secuestros, robos, robos de vehículos, desapariciones, levantones… en fin, una serie de actos que desequilibran y perturban la vida común de su población…

Para Cherán el límite de sus fuerzas fue cuando después de tantos ultrajes en sus recursos naturales y en sus personas, la devastación forestal alcanzo los manantiales o ojos de agua que abastecen a la comunidad, crimen que atenta contra la vida de los habitantes del pueblo. Por lo que no están dispuestos a soportar más y han decidido organizarse para defender su territorio, lo poco que queda de sus bosques y la dignidad de pueblo en resistencia y rebelde.

Pero estos acontecimientos no son exclusivos de Cherán, han venido proliferando en toda la Meseta Purépecha, motivo por el cual no dudemos que a estas manifestaciones de organización en contra de estos acontecimientos se les sumen otras comunidades que también sufren los mismos atropellos por parte de los talamontes y sus cómplices del crimen organizado.

1 comentarios:

Gonzalo Ramos Aranda dijo...

Les comparto mi poema . . .

BOSQUE . . . JAS
“Grave ecocidio forestal, la vida en peligro mortal.”

Los árboles sufren de pie,
por sus raíces, asidas a la fe,
enferman, lloran, fenecen,
tan cruel suerte no merecen.

El más humilde follaje
es víctima del ultraje,
¿quién resarcirá su orgullo,
quién les dará tierno arrullo?

Soy el alma de los bosques
que, por culpa de unos torpes,
“vegetan” con flora inerte
o han encontrado la muerte.

Soy la entraña de los montes,
de colinas, horizontes,
que han quedado desolados,
por algunos desalmados.

Soy la esencia de natura,
víctima de la incultura,
de intereses de unos cuantos,
por los que sufro de espantos.

Florestas de oyamel y pino,
¿porqué tan brutal destino?,
son taladas, son quemadas,
en lugar de ser amadas.

Robles, caobas maderas,
tropicales arboledas,
de la vida son las vetas,
hay que imponer serias vedas.

Contingencias ambientales,
algunas monumentales,
destruyen su ecosistema,
por imperio, por sistema.

¡A impedir que eso suceda,
que su grandeza no muera!,
son los pulmones del orbe,
oxígeno que se absorbe.

Soy la conciencia de todos
los seres humanos probos
que, a toda ciencia y paciencia,
cuidarán de la existencia.

De las frondas, de su fauna,
dejando atrás todo trauma,
remediando el ecocidio,
la sociedad en concilio.

Soy principio de justicia
que, a los pueblos, acaricia,
soy la condena del mundo
que clama, en lo más profundo:

“Talamontes infelices,
que no siguen directrices,
incendiarios despiadados
que, del diablo, son aliados.

Dejen en paz nuestros bosques,
ya somos sus guardabosques,
¡muy pronto tendremos fiesta,
nuestro amor los reforesta!”

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Pátzcuaro, Michoacán, México, a 06 de junio del 2013
Reg. SEP Indautor No. 03-2013-111212464200-14
A la memoria de la Reserva Ecológica “Estribo Grande”, pulmón de la región de Pátzcuaro, devastada debido al incendio ocurrido los días 12 y 13 de abril del 2013.